Cocina

Calabacines en tarros: Delicias saladas y dulces para el invierno que te encantarán

81views

Añade otro ingrediente interesante a la lista de conservas. De esta forma también podrás conservar los calabacines para el invierno. ¿Sabías que incluso puedes cocinarlo dulce? Tu imaginación no tiene límites, así que si tienes más reservas en el jardín, prepara diferentes delicias con ella.

¿Por qué deberías comer calabacín con regularidad?

Quizás se pregunte por qué debería hacerlo cuando ya está disponible básicamente durante todo el año. La razón principal es el sabor y los nutrientes. Ahora crece y madura directamente al sol, se compra en Eslovaquia nacional, por lo que tiene más nutrientes.

En invierno hay que recurrir a la fruta importada del extranjero o a la producción en invernadero. Por lo tanto, es mejor si lo guardas de esta manera y luego lo usas según sea necesario.

Los principales beneficios del calabacín incluyen los siguientes:

– el calabacín ayuda a eliminar toxinas del organismo. Gracias a esto, mejora la función hepática y también elimina la inflamación del cuerpo.

– fortalece el cabello, que queda más fuerte, brillante y sano.

– el calabacín ajusta el nivel de presión. Ayuda especialmente con los subidón cuando alivia sus manifestaciones.

– Al igual que las zanahorias, el calabacín fortalece la vista. Debes consumirlos especialmente si trabajas a menudo con una computadora.

– ayuda en la formación de colágeno, lo que beneficia a las articulaciones, pero también mejora la calidad de la piel.

– el calabacín contiene mucha fibra, por lo que mejora la digestión y el vaciado.

– El calabacín es apto para hacer dieta porque tiene un mínimo de calorías.

Consejos para mermeladas con calabacín

Calabacines al estilo de los pepinos.

El calabacín se parece a los pepinos para ensalada en muchos aspectos. Entonces puedes usarlo de la misma manera. Prepare una ensalada con él, pero también esterilícelo con ácido.

Si tienes muchos calabacines en tu jardín este año y no sabes qué hacer con ellos, simplemente hiérvelos. Entonces estás en eso…

Córtelo en trozos más pequeños o en rodajas. Apílelo en vasos, en los que agregue, por ejemplo, rábano picante, cebolla, zanahoria o eneldo hasta el fondo. Lo cubres con un pepinillo agridulce y luego lo esterilizas en una olla con agua por un rato para que no quede demasiado blando.

Calabacín al estilo de la compota de piña

Quizás te sorprenda, pero también puedes cocinar los calabacines de forma dulce. Tiene un sabor neutro, por lo que si le añades los ingredientes adecuados, podrás hacer una buena compota.

Compota de calabacín y manzana

Una excelente forma de combinar verduras y frutas en una sabrosa mermelada.

Córtalo por la mitad y ahueca el centro con las semillas. Córtalo en cubos y ponlos en vasos. Ahora haga un almíbar de compota, pero agréguele jugo de piña de alta calidad. Esto le dará sabor al calabacín y lo hará más dulce.

El calabacín se puede convertir en una fantástica compota de piña. El sabor es irreconocible.

chalamada de calabacín

Si te gusta la chalamada, definitivamente te gustará esta versión más suave. La haces exactamente igual que la receta clásica. La principal diferencia será que ahora utilizarás calabacín en lugar de repollo. No olvides escurrir bien el agua para que no quede demasiado mojada.

Salsas de calabacín y mostaza

También puedes hacer varias salsas sabrosas con estas verduras que usas con la carne. Basta, por ejemplo, con freírlo sobre una base de cebolla y ajo, añadir una mayor cantidad de tus especias favoritas y luego cocinar a fuego lento por completo. Cuando haya desaparecido casi toda el agua, licúa hasta obtener una consistencia fina y ponla en vasos. También puedes combinar calabacines con pimiento para hacer un excelente chutney o mostaza. Agrega unas cucharadas de mostaza clásica a la base para darle sabor y luego afinala con vinagre y azúcar.

¿Sabías que puedes hacer una excelente mostaza casera con calabacín o calabaza?

Calabacín como base para las comidas.

Prepara también los calabacines para cocinar. Esto lo harás de la misma forma que con la calabaza. Así que rállalo con un rallador grueso y déjalo reposar para eliminar el exceso de líquido. Poner el eneldo en el fondo del vaso, añadir las verduras y cubrirlas con vinagre. A la hora de cocinar, no olvides que no es necesario condimentarlo tanto.

Calabacín marinado

Corta el calabacín en rodajas finas y utiliza sal para eliminar el exceso de agua. Luego póngalo en una solución de vinagre durante unas horas más y vuelva a exprimir el líquido. Ahora haga la base de la marinada, en la que irán el aceite, el ají y las especias y hierbas. Envolver en él los calabacines, ponerlos en frascos, cubrir con la marinada y esterilizar muy brevemente.

Calabacín en capas con zanahoria y pimiento

Coloque el calabacín, la zanahoria y el pimiento, limpios por separado y cortados en trozos iguales, en tres recipientes. Salarlos, sazonarlos, agregar su hierba favorita. Ahora calienta el aceite vegetal y viértelo sobre las verduras individuales. Déjalo reposar y luego poco a poco haz capas finas en los vasos, alternándolas hasta arriba. Presiónelo bien y cubra con los jugos mixtos. Finalmente, esteriliza la ensalada.

También puedes congelar calabacines.

Si no te gusta enlatar calabacines, puedes guardarlos en el congelador durante el invierno. De esta forma podrás prepararlo como base para, por ejemplo, guisos, sopas o tortitas. Rallarlo con un rallador grueso y dejar reposar un rato. Luego exprime el agua y presiónala en una bolsa de microteno o en un recipiente. Ponlo en el congelador así y luego sácalo justo antes de prepararlo para que no se derrita. Su ventaja sobre el calabacín esterilizado es que no se condimenta ahora y se ajusta solo al cocinar.

Prueba las delicias de grosella

Las grosellas recién están madurando. Ya sea que los cultives en tu jardín o hayas comprado una bolsa en el mercado, tenemos algunas ideas deliciosas para que los uses en la cocina.

Leave a Response

Marina García
¡Hola! Soy Marina García, escritora de arte de la jardinería, amante de la cocina y defensora entusiasta de los consejos útiles.