Huerto

¿Cómo cultivar calabacines? Abonos naturales y protección contra plagas.

25views

¿Está buscando fertilizantes y pulverizadores eficaces contra plagas y enfermedades del calabacín? Descubre este spray casero, que sirve no sólo como prevención, sino también como fertilizante. Lea la guía completa para cultivar calabacines de la A a la Z y aprenda cómo proteger sus plantas con medios naturales.

Los calabacines son muy populares entre los jardineros, pero los métodos para cultivarlos pueden variar. Algunos prefieren frutas grandes y robustas, mientras que otros prefieren calabacines pequeños, delicados y casi mantecosos. Independientemente de qué especies cultives y cuándo las coseches, el objetivo siempre es el mismo: conseguir abundancia de flores y proteger la planta de plagas.

Spray metálico para picadura y cola de caballo: Protección y fertilización en uno

Una fertilización correcta es la clave para el crecimiento y la salud de tu calabacín. Usando brezo fresco, esparza la hierba, esparza el estiércol y agregue una capa de tierra encima. Puedes proceder de forma similar, o plantar directamente sobre el abono, que aportará suficientes nutrientes y retendrá la humedad al mismo tiempo.

Después de plantar, es hora de pensar en la protección contra plagas y enfermedades. La fumigación eficaz no se realiza una sola vez, sino que debe repetirse periódicamente, especialmente en períodos de mayor aparición de plagas o enfermedades.

Si buscas un spray natural que sirva como fertilizante y protección contra plagas, prepara un spray metálico de ortiga y cola de caballo. La cola de caballo tiene fuertes efectos antifúngicos que ayudan a combatir los hongos y la tiña. El brezo, a su vez, aporta nutrición y repele las plagas. Preparar el spray no es difícil, pero requiere tiempo: varias semanas de fermentación. Ponga plantas frescas rotas o picadas en un recipiente y cúbralas con agua. Coloca el recipiente en un lugar soleado y mezcla el contenido de vez en cuando.

Cuando el agua esté clara y sin burbujas se procede a la pulverización. Para fertilizar, diluya el spray con agua en una proporción de 1:10, para pulverizar en una proporción de 1:20.

Spray de refresco casero

Si no tienes espacio para fermentar el spray, prueba con un spray de refresco casero. Agrega una cucharada de bicarbonato de sodio, una cucharada de aceite vegetal y una cucharadita de jabón o detergente a un litro de agua. Mezclar todo bien y agitar el spray antes de cada uso.

Pulverizar las plantas por todos lados, fuera del sol del mediodía y cuando no haya viento. Repita la pulverización con regularidad, al menos una vez a la semana cuando aparezca moho y hongos. Puede utilizarlo para tratar no sólo los calabacines, sino también otras plantas ornamentales y útiles de su jardín.

Leave a Response

Marina García
¡Hola! Soy Marina García, escritora de arte de la jardinería, amante de la cocina y defensora entusiasta de los consejos útiles.