Huerto

Dónde no plantar zanahorias: consejos para elegir un lugar para plantar

73views

Las zanahorias son una de las hortalizas más populares en los jardines, pero para cultivarlas con éxito es necesario saber dónde no plantarlas.

La elección incorrecta de la ubicación puede provocar malas cosechas, enfermedades y otros problemas.

Lugares después de plantar cultivos paraguas.

Uno de los factores clave para el cultivo exitoso de zanahorias es mantener la rotación de cultivos.

No se recomienda plantar zanahorias en áreas donde anteriormente se cultivaban otros cultivos generales como eneldo, perejil y apio.

Estas plantas agotan el suelo, succionando los mismos nutrientes que las zanahorias, lo que resulta en una disminución en la calidad y cantidad de la cosecha.

Zonas con suelo pesado y arcilloso.

Las zanahorias prefieren suelos ligeros y sueltos con buen drenaje.

El suelo arcilloso y pesado interfiere con el desarrollo normal de los cultivos de raíces, haciéndolos cortos y torcidos.

Además, el suelo arcilloso es propenso al agua estancada, lo que puede provocar la pudrición de las raíces.

Por ello, es importante elegir zonas con suelo arenoso o franco arenoso que proporcionen buena ventilación y drenaje.

Lugares con mucha humedad

Las zanahorias no toleran el encharcamiento, por lo que no se recomienda plantar en zonas con mucha humedad.

La humedad promueve el desarrollo de enfermedades fúngicas y la pudrición de los cultivos de raíces. Las zonas donde a menudo se acumula agua después de la lluvia o el riego no son adecuadas para las zanahorias.

Elija lugares con buena permeabilidad o cree sistemas de drenaje artificiales para evitar el agua estancada.

Zonas con exceso de fertilizantes orgánicos

Aunque las zanahorias requieren nutrientes, demasiado fertilizante orgánico puede afectar negativamente al rendimiento.

En particular, el estiércol fresco provoca la ramificación de las raíces y su deformación.

Es mejor utilizar abono podrido o fertilizantes minerales con moderación para evitar estos problemas.

Zonas sombreadas

Las zanahorias necesitan suficiente luz solar para crecer adecuadamente.

Plantar a la sombra provoca el alargamiento de las copas en detrimento del desarrollo de los tubérculos.

Como resultado, la cosecha es pequeña y menos sabrosa. Por ello, elige zonas bien iluminadas donde las zanahorias puedan recibir la cantidad de luz necesaria a lo largo del día.

Lugares con alta acidez del suelo.

Las zanahorias prefieren suelos con una reacción neutra o ligeramente ácida.

La alta acidez del suelo impide que la planta absorba los nutrientes esenciales, lo que afecta negativamente a la cosecha.

Antes de plantar, se recomienda realizar un análisis del suelo y, si es necesario, encalar la zona para reducir la acidez.

Zonas con alta salinidad

Los suelos salinos crean condiciones estresantes para las plantas, impidiendo su desarrollo normal.

Las zanahorias crecen mal en esas zonas; las raíces se vuelven duras y amargas.

Si el suelo de tu zona es propenso a la salinidad, es mejor evitar plantar zanahorias en estos lugares o tomar medidas para mejorar la estructura y calidad del suelo.

Zonas con restos de enfermedades vegetales.

Plantar zanahorias en áreas donde ha habido brotes previos de enfermedades de las plantas como nematodos o fusarium puede provocar la infección del nuevo cultivo.

Es importante cumplir con las medidas de cuarentena y elegir lugares donde no se hayan observado tales problemas en los últimos años.

Anteriormente te contamos si se pueden cultivar calabazas y calabacines en el mismo parterre del jardín.

Leave a Response

Marina García
¡Hola! Soy Marina García, escritora de arte de la jardinería, amante de la cocina y defensora entusiasta de los consejos útiles.