Consejos útiles

Elegir zapatos de verano no es nada fácil: presta mayor atención a vaporizar tus pies

24views

La temporada de verano brinda la oportunidad de renovar tu guardarropa y tu caja de zapatos con nuevas piezas. La elección adecuada del calzado de verano es clave no sólo para tu estilo, sino sobre todo para tu comodidad y salud.

Sin embargo, muchas personas cometen errores que les provocan molestias como ampollas dolorosas, deformidades en los pies o incluso problemas de salud más graves. En este artículo te aconsejaremos cómo evitar estos problemas y qué tener en cuenta a la hora de elegir zapatos de verano.

Fuente: Youtube

Las plantillas estrechas provocan deformidades en los pies

Uno de los errores más comunes es elegir sandalias con plantillas demasiado estrechas. Estos zapatos pueden parecer elegantes, pero pueden provocar deformaciones en las articulaciones, especialmente en los juanetes.

Además, pueden provocar daños en las uñas e irritación de la piel, lo que a su vez provoca endurecimiento de la piel y callosidades. Por eso, a la hora de elegir zapatos de verano, asegúrate de que los dedos de los pies tengan suficiente espacio y no estén apretados.

Otro error común es elegir zapatos con una longitud de suela incorrecta. Para sandalias y chanclas, la distancia entre las puntas de los dedos y el borde delantero de la suela no debe ser superior a 1,5 cm.

Una suela demasiado larga puede hacer que caminar sea incómodo y peligroso, ya que existe riesgo de tropezarse y lesionarse. Por el contrario, una suela demasiado corta puede provocar tensión muscular y una carga desigual en los pies, provocando calambres y lesiones dolorosas en los dedos.

Los zapatos demasiado holgados no son adecuados debido a la tensión muscular.

Usar zapatos demasiado holgados, como bailarinas o mocasines, puede hacer que los zapatos simplemente se resbalen de tus pies. Esto obliga a los músculos a tensarse de forma poco natural, lo que provoca una marcha antiestética y poco saludable, así como dolores de rodilla y espalda. Los zapatos sueltos también provocan callos y otros problemas dolorosos.

En los meses de verano es importante llevar calzado fabricado con materiales naturales como piel o textil. Estos materiales permiten que los pies respiren y minimizan la sudoración y el vapor que provocan infecciones por hongos. Los materiales naturales también suelen absorber mejor el sudor y evitan la formación de olores desagradables.

Usar zapatos cerrados con los pies descalzos fomenta los hongos

La tendencia de la moda de usar zapatos sin calcetines puede parecer elegante, pero tiene sus riesgos para la salud. El ambiente húmedo dentro de los zapatos favorece la formación de hongos y dolorosas abrasiones, ronchas y ampollas. La solución pueden ser antitranspirantes y desodorantes para zapatos o calcetines bajos que no sean visibles pero que aseguren sequedad y comodidad. Además, el pie dentro del zapato pierde estabilidad, lo que provoca lesiones.

El uso de bailarinas o sandalias completamente planas sin soporte para el arco provoca dolor en el pie. Estos zapatos a menudo no mantienen el pie en la posición correcta, lo que provoca deformidades y dolor. Para el uso diario, son mejores los zapatos con plantilla ortopédica y una ligera cuña debajo del talón.

Elegir el calzado de verano adecuado es fundamental para tu comodidad y salud. Evite plantillas estrechas, longitudes de suela incorrectas, zapatos demasiado holgados y materiales inadecuados. Asegúrese de que sus pies tengan suficiente apoyo y puedan respirar libremente.

Invertir en calzado de verano de calidad merece la pena ya que permite disfrutar al máximo de los días de verano sin dolores ni molestias. A la hora de elegir zapatos, déjate guiar no solo por la apariencia, sino también por los aspectos de salud, para que tus pies estén sanos y satisfechos.

Artículos relacionados

Fuente: www.youtube.com, www.zena-in.cz

Leave a Response

Marina García
¡Hola! Soy Marina García, escritora de arte de la jardinería, amante de la cocina y defensora entusiasta de los consejos útiles.