Cocina

Hojaldre casero en 3 recetas probadas: así resulta siempre

30views

No te mentiremos. Hacer hojaldre es todo un reto. Bueno, una vez que lo hagas, estarás tan orgulloso de ti mismo que lo volverás a hacer. Ese sabor ciertamente no se puede comparar con comprar.

Las ventajas de la masa del billete nacional.

Quizás ahora te preguntes por qué deberías molestarte en hacer hojaldre cuando puedes comprarlo fácilmente. La respuesta es más que clara. Nada de lo que se consigue en una tienda se puede comparar con el sabor de los ingredientes caseros. Por eso, sacrifica un poco de tiempo y al menos sorprende en ocasiones especiales con una masa de entrada honesta.

También tenemos que decir que la preparación irá revelando las cualidades de cada repostero. Si logras hacerlo en casa, es señal de que tus habilidades están a un nivel muy alto.

Otra ventaja es la calidad de las propias galletas de hojaldre. Puedes doblar la masa que has hecho varias veces, gracias a lo cual obtendrás mejores capas, lo que es especialmente útil para platos como, por ejemplo, los croissants.

Consejos antes de la preparación

– al doblar la masa utilizar mantequilla con mayor contenido de grasa para que no se escape de la masa y mantener una buena capa.

– después de cada pesaje y plegado, meter la masa en el frigorífico para que la mantequilla vuelva a endurecerse y conserve la hinchazón.

– Utilice ingredientes de calidad, no margarina o harina baratas, porque esto puede afectar significativamente el buen trabajo de la masa.

– Después de hacer el hojaldre, puedes procesarlo inmediatamente después del último enfriamiento o meterlo en el congelador y utilizarlo cuando esté listo.

Hojaldre rápido

Si no tienes tiempo suficiente para preparar la masa para entradas, tenemos un consejo rápido para ti.

Necesitas 250 gramos de grasa, que metes en el congelador durante media hora. Tamizar 400 gramos de harina común, añadir una pizca de sal y rallar gruesa la mantequilla inmediatamente después de sacarla del frío. Comience a darle forma a la masa y agregue gradualmente leche según sea necesario para crear una consistencia suave. Luego mételo en el frigorífico media hora más y podrás seguir trabajando con él.

Ventajas: La mayor ventaja es su rápida preparación, ya que no te cuesta más tiempo que preparar otras formas de cocinar.

Desventajas: No tendrá un giro tan bonito, al final se parecerá más a .

Manera súper rápida de obtener boletos.

Hojaldre con vinagre

Un procedimiento casero muy común es la preparación de masa grasa y agua. Primero se prepara el agua, a la que se le añaden 200 gramos de harina común, 1 taza, sal, 1 decilitro de agua y 2 cucharadas de vinagre. Equilibralo en un plato más grande.

Luego, prepare 100 gramos de harina común con 250 gramos de mantequilla para obtener una masa grasa.

Coloca esta masa en el centro del plato, extiéndela ligeramente para que los extremos de la masa de abajo queden abiertos. Ahora dobla la masa clásica sobre la grasa de tal forma que dobles la parte inferior y superior hacia el centro y la alises, y luego haz lo mismo con los lados derecho e izquierdo.

Mete la masa en el frigorífico de 15 a 20 minutos, sácala y extiéndela. Repetir el mismo doblado nuevamente y dejar reposar en frío.

Repita esto juntos al menos cuatro veces para que tenga varias capas.

Ventajas: Si trabajas la mantequilla con harina te resultará más fácil trabajarla y no te preocuparás de amasar.

Desventajas: La masa no queda muy blanda, queda un poco más dura que la original.

Receta fotográfica detallada Le guiará de forma segura en la preparación de hojaldre con vinagre, paso a paso:

Hojaldre, que se crea intercalando dos caminos: agua y grasa…

Croissant de hojaldre (sin levadura)

Si quieres un hojaldre original, necesitas mantequilla de gran calidad. Los franceses utilizan al menos un 82 por ciento de grasa en los croissants, lo que mantiene mejor su forma.

Primero, prepara una masa básica de 500 gramos de harina común, 15 gramos de azúcar, 1 huevo, una pizca de sal y leche, que irás añadiendo poco a poco. En la receta original de croissants se añadía levadura.

Déjalo reposar y mientras tanto toma un cubo de mantequilla, ponlo entre dos trozos de papel vegetal, golpéalo con un palo y amásalo. Cuando la capa de mantequilla esté lista, dóblala sobre la masa base pesada y dóblala como un sobre, con todos los bordes hacia el centro.

Coloque el sobre en el refrigerador durante 15 minutos y luego enróllelo hasta formar un rectángulo. Dobla la parte superior en dos tercios de la masa y cubre la parte superior con la parte inferior. Úsala y refrigérala durante una hora para que la mantequilla se endurezca perfectamente entre las capas individuales y la masa tenga tiempo de crecer.

Repita esto varias veces (al menos 4 veces) para obtener una buena capa.

Ventajas: Obtendrá una masa de muy alta calidad con un hermoso desmenuzado y una consistencia suave y quebradiza.

Desventajas: Es un ajuste realmente laborioso que requiere mucha fuerza física y tiempo.

¿Cómo hornear hojaldre correctamente?

Ajuste el hojaldre terminado según sus deseos. Si ya tienes algún bizcocho dulce o salado listo para hornear, déjalo dejar reposar un rato a temperatura ambientey luego meterlo en el horno.

Hornear a una temperatura de 180 grados e idealmente con el programa de aire caliente.

Para algunos tipos de tartas recomiendo pintarlas con huevo para que queden brillantes. Bueno, siempre depende de la receta dada.

Si metes una hoja grande de hojaldre en el horno hay que pincharla por todas partes para que no se hinche.

¿Y cómo os va con la preparación de la masa madre?

Ya conoces todos sus tipos, que se diferencian en pequeños pero imprescindibles detalles a la hora de preparar tartas y otros platos:

Leave a Response

Marina García
¡Hola! Soy Marina García, escritora de arte de la jardinería, amante de la cocina y defensora entusiasta de los consejos útiles.