Consejos útiles

No cometas errores con la heladera o no podrás usarla más, solo límpiala de esta manera.

22views

La heladera se ha convertido en un electrodoméstico de uso habitual en nuestros hogares. Lo podemos encontrar en casi todos los centros de venta autorizados y su uso además es muy sencillo… pero en cuanto al mantenimiento hay que prestar mucha atención.

El uso de electrodomésticos ha cambiado considerablemente en los hogares italianos. Basta pensar en cómo el lavavajillas e incluso la freidora se han vuelto de uso común en la vida cotidiana, lo que permite optimizar el tiempo para las tareas del hogar o la preparación de platos.

Pero al mismo tiempo también hay que prestar atención a un uso más eficiente de estos electrodomésticos desde el punto de vista energético, prestando atención a las franjas horarias para evitar que la factura se convierta en un drenaje. Además, debemos considerar los distintos mantenimientos necesarios para su correcto funcionamiento, al igual que en el caso de la heladera.

¿Cómo gestionar la heladera en casa?

Antes de responder a esta pregunta, sin embargo, debemos hacer una diferencia sustancial entre fabricante de sorbetes Y fabricante de helados. En el primer caso tenemos un aparato capaz de derretir hielo y fruta juntos, creando un sorbete clásico para disfrutar a sorbos o con una cucharita. La heladera, por otro lado, es aquel electrodoméstico que nos permite elaborar más fácilmente helados caseros utilizando ingredientes específicos.

Para gestionar la heladera debemos prestar atención a su mantenimiento. Después de preparar el helado, de hecho, es necesario eliminar todo rastro de ello, de lo contrario lo que preparemos después conservará parte del sabor anterior. Por este motivo, debemos limpiar la heladera inmediatamente después de utilizarla.

¿Cómo podemos limpiar la heladera?

Este aparato suele estar fabricado con una base de acero inoxidable, que mantiene el enfriamiento durante la preparación del helado. Por este motivo, es muy delicado y requiere un trato cuidadoso. De hecho, durante el mantenimiento de la heladera, se corre el riesgo de rayar la superficie, dejándola pronto inservible.

Comencemos leyendo las instrucciones del paquete para saber si la cesta de acero se puede quitar del aparato o no. En cualquier caso procedemos a una limpieza delicada utilizando un paño suave humedecido en una mezcla de agua tibia y vinagre. De esta forma podremos eliminar todos los restos visibles de suciedad, y luego proceder a un lavado delicado utilizando un poco de jabón lavavajillas, pero sólo si el cestillo es extraíble de la heladera.

Leave a Response

Marina García
¡Hola! Soy Marina García, escritora de arte de la jardinería, amante de la cocina y defensora entusiasta de los consejos útiles.