Consejos útiles

No dejo el chocolate ni siquiera en verano, pero ¿es realmente necesario conservarlo en el frigorífico?

21views

El chocolate, incluso durante el verano, es un alimento imprescindible para mí. De hecho, lo como todos los días, pero tenemos que prestar mucha atención a cómo lo almacenamos para protegerlo del calor.

Uno de los errores más comunes es subestimar el poder nutricional del chocolate, creyendo que este alimento sólo es apto para el periodo invernal. En realidad, el chocolate es la base de muchas recetas dulces, y por eso muchos de nosotros no podemos prescindir de él.

Por ello, es necesario aprender a conservar adecuadamente este alimento, que juega un papel importante en nuestra dieta. La pregunta correcta que debes hacerte ahora es: ¿puedo guardar chocolate en el frigorífico? La respuesta, esta vez, también podría dejarnos sin palabras porque inconscientemente muchos cometemos diversos errores que afectan la “naturaleza” del chocolate.

Errores que nunca debes cometer con el chocolate durante el verano

Si, como yo, no puedes prescindir del chocolate ni siquiera en verano, es necesario aclarar algunos puntos. Para conseguir que este alimento conserve sus beneficios y propiedades nutricionales debemos velar por una correcta conservación, manteniendo bajo control la temperatura, que nunca debe bajar de los 10 grados.

La costumbre común es guardar el chocolate en el frigorífico., envuelto en su envoltorio o en recipientes herméticos, creyendo que estos pueden conservar su frescura. Pero ese no es exactamente el caso. Sin embargo, también en este caso nos encontramos ante un grave error, ya que el chocolate debe conservarse siempre a temperatura ambiente, tomando las precauciones necesarias.

Cómo conservar el chocolate durante el verano

Antes de continuar conviene hacer una aclaración muy importante: no, no podemos guardar el chocolate en el frigorífico.. La temperatura interna del frigorífico ronda los 7 grados, lo que puede afectar a los alimentos.. El chocolate colocado en el frigorífico, incluso dentro de un recipiente o envuelto en su embalaje, está sujeto a alteraciones debido a la condensación que se desarrolla en su superficie.

Por eso, siempre es mejor guardar el chocolate en la despensa, quizás envuelto en papel de horno y luego en film transparente. El chocolate debe permanecer alejado de fuentes de luz y calor, para que mantenga su consistencia, sus propiedades organolépticas y su sabor incluso en verano.

Leave a Response

Marina García
¡Hola! Soy Marina García, escritora de arte de la jardinería, amante de la cocina y defensora entusiasta de los consejos útiles.